Contacta con nosotros
986291037

Enseñando y aprendiendo a pensar mejor. Curso Integratek

Enseñando y aprendiendo a pensar mejor. Curso Integratek

El pasado 28 de noviembre acudimos al curso “Enseñando y aprendiendo a pensar mejor” impartido por Javier Bahon y organizado por Integratek, este curso práctico sobre cómo introducir y aplicar las Inteligencias Múltiples (IM) a la presentación y aprendizaje de los  contenidos escolares, ha sido muy interesante. Os dejamos un resumen de lo que nos hemos llevado.

La Teoría de las Inteligencias Múltiples fue ideada por el psicólogo estadounidense Howard Gardner, la inteligencia académica (la obtención de titulaciones y méritos educativos; el expediente académico) no es un factor decisivo para conocer la inteligencia de una persona.

Imagen1

 

 

Un ejemplo de esta idea se observa en personas que, a pesar de obtener excelentes calificaciones académicas, presentan problemas importantes para relacionarse con otras personas o para manejar otras facetas de su vida.

Por ello en este curso hemos aprendido que en lugar de partir de los contenidos académicos establecidos para cada curso, debemos partir de las características de cada alumno, en particular de sus potencialidades. Esto supone el esfuerzo de adaptarse al alumno y no que sea el alumno el que tenga que adaptarse/memorizar lo visto en el aula. Hablamos de un cambio en el sistema educativo, que mejoraría la motivación para aprender, y la posibilidad de desarrollar las mejores características de cada alumno.1

Partiendo de las IM siempre hay diferentes caminos para abordar los contenidos (viso-espacial, lingüístico, lógico-matemático, naturalista, cinestésico, intrapersonal, interpersonal y musical), se trata de buscar aquel en el que mejor se maneje cada niño.2

Nos aportan el material necesario para desarrollar un programa de IM:

Conviene reflexionar sobre todos los elementos educativos que facilitamos en el aula ya que es el lugar donde se desarrollan la mayoría de actividades que dan lugar al aprendizaje.

– Un sistema de evaluación inicial y continuado, con unos criterios / rubricas que permite ofrecer un perfil completo y ajustado de cada alumno (potencialidades – debilidades). Es importante conocer el nivel del que parte cada alumno en cada una de las inteligencias, para adaptar nuestra forma de transmitir los nuevos aprendizajes.3

– Unas herramientas de trabajo efectivas y originales que incluyen: potenciadores del pensamiento, organizadores visuales, faros de pensamiento, hábitos mentales, rutinas de pensamiento y elementos de metacognición (añadir la imaginación del profesor/a).  Las nuevas metodologías son un instrumento muy interesante para trabajar las inteligencias múltiples de forma más completa y eficaz. El aprendizaje colaborativo, el trabajo por proyectos, la gamificación o la flipped classroom permiten desarrollar las inteligencias de forma integral.

Con ese material se pueden establecer objetivos más ajustados y realistas para cada niño, y marcar un camino para llegar a ellos.

Además permite trabajar los puntos débiles a través de las fortalezas, estableciendo “puentes” que nos permitan llegar a aquello que más cuesta a través de lo que se nos da bien.

Quizás esta idea se podría resumir en una frase que Javier Bahón citó, “solo se aprende lo que nos emociona”.